La revolución del metal: acero, cobre y latón en la decoración de interiores

En una era en la que parece que el plástico es el rey, los metales vuelven a ocupar el lugar que les corresponde en la decoración del hogar. Materiales resistentes, brillantes y muy decorativos: los metales como el acero, cobre y latón se presentan como la última revolución en la decoración de interiores. 

 

Tu casa, tu oficina, tu negocio… pasas muchas horas de tu vida en determinados espacios y es necesario que estos te inspiren buenas vibraciones. Es por eso que, en una sociedad en la que pasamos la mayor parte de nuestro tiempo entre paredes, la decoración de interiores se impone como un pilar indispensable en nuestro propio bienestar. Colores, composición, iluminación… numerosos estudios psicológicos coindicen en que todo esto influye en nuestras propias emociones. ¿Y sabes cuál es el último grito en la decoración de interiores? Los metales. Porque además de ser unos materiales prácticos y resistentes, el acero, cobre y latón son perfectos para darle ese toque diferente a tu estancia.

 

Cobre y latón: entre el Vintage y el Steampunk

 

Antes del auge del plástico, los metales como el cobre y latón eran absolutamente imprescindibles en el día a día. Utensilios de cocina, cubos, bañeras, regaderas, sillas, mesas, espejos, sillones, cuadros… cualquier objeto cotidiano fabricado en uno de estos materiales se convertía casi en una pieza de arte en cobre y latón. Y es que a lo largo de la historia, los metalisteros han trabajado estos materiales hasta alcanzar casi cualquier uso.

Su brillo, color, y la evocación a un pasado asociado a la revolución industrial, han hecho del cobre y latón los materiales perfectos para una decoración de corte entre lo futurista y lo vintage. Cercanos a la estética Steampunk, que evoca la contradicción de un futuro pasado, e incluso a lo propiamente vintage; dar un toque de cobre o de latón a la decoración de interiores aportará sin duda viveza y vanguardia.

 

cobre y latón

 

Acero inoxidable: el rey de los metales

 

Sin embargo, el rey de los metales sigue siendo el acero inoxidable. Se trata de una aleación casi perfecta, que reune en si misma un mar de cualidades: dureza, resistencia, anticorrosión, higiene, brillo y belleza. Es el material más noble, resistente y duradero de todos. Pero al igual que el resto de metales, su plasticidad hace posible que su versatilidad sea casi infinita.

¿Dónde utilizar el acero inoxidable? En casi cualquier parte: escaleras, cocinas, grifería y lavavos, sillas, mesas, espejos… El acero inoxidable es garantía de calidad y durabilidad y además, un combina bien con casi todo. Madera, mármol, plástico… cualquier material luce bien al lado del acero inoxidable.

 

 

 

Si quieres ayuda y asesoramiento, en Corbaluc Metal, metalistería artesana de Sevilla, somos metalisteros artesanos con más de 30 años de experiencia. Contacta sin compromiso por teléfono o rellenando nuestro formulario de contacto, y nuestros asesores e interioristas le atenderán a la máxima brevedad posible.

Mobiliario para clínicas veterinarias: guía de compra

Si estás pensando en abrir tu propio centro o clínica veterinaria, seguro que estás pensado en cuál es el mobiliario para clínicas veterinarias más barato y de mejor calidad del mercado. A continuación, te ofrecemos una guía para saber qué requisitos debe tener el mobiliario de una clínica veterinaria para que sea de calidad y comprarlo al mejor precio.

 

4 claves para comprar el mejor mobiliario para clínicas veterinarias

 

  • El material: acero inoxidable de máxima calidad. La elección del material del mobiliario es algo muy importante. Esto es así porque se trata de un centro sanitario, con lo cual debemos extremar las medidas de higiene y limpieza. Por ello, es imprescindible que el gruego del mobiliario de tu clínica veterinaria sea de acero inoxidable. Gracias a sus propiedades, es el material más higiénico y fácil limpiar. Además, es anticorrosivo y muy resistente, con lo que te garantiza la durabilidad de tu producto.
  • La construcción: mejor artesana. Una vez tengamos claro qué mobiliario queremos y en qué meterial lo buscamos, lo mejor es acudir a una empresa artesana que nos haga el mobiliario según nuestras demandas. ¿Por qué? Hoy en día existen multitud de distribuidores que importan el mobiliario y no reunen los requisitos ni las condiciones de calidad necesarias para un negocio tan exigente como el sanitario. Por eso, lo mejor es que contactes con alguna metalisteria con proceso de fabricación artesano y que te garantice la calidad y durabilidad de los materiales.
  • La tienda: una empresa de confianza y consolidada. Se trata de una venta muy importante, por lo que es aconsejable contar con una empresa con suficiente trayectoria y confianza. Que sepamos que vamos a pagar por unos buenos productos, con todas sus garantías. Por ejemplo, en Corbaluc Metal, empresa familiar de metalistería en Sevilla, llevamos toda la vida dedicados a la fabricación de mobiliario para clínicas veterinarias y vendemos incluso a nivel internacional.
  • Consejo de oro: lo barato sale caro. ¡Un último consejo! Siempre tratamos de minizar al máximo los costes, pero para ello no hay que comprar lo más barato. En este caso, lo barato sale caro. Un mueble fabricado al por mayor en China no tiene ni la misma calidad ni los mismos acabados que el fabricados por artesanos españoles. Al final, el tener que reponer nuestro mobiliario a los pocos años e incluso meses de su compra se nos presenta como una opción mucho más cara que comprar muebles de calidad. La clave: buscar primero la máxima calidad y luego buscar el mejor precio.

 

Mobiliario para clínicas veterinarias

 

 

Puedes comprar ya mismo todo el mobiliario para clínica veterinaria en Sevilla, Andalucía y España. Sólo tendrás que contactar con nosotros y decirnos qué es lo que estás buscando. En Corbaluc Metal, metalistería artesana de Sevilla, garantizamos la calidad de nuestros productos. Contacta sin compromiso por teléfono o rellenando nuestro formulario de contacto, y nuestros comerciales le atenderán a la máxima brevedad posible.